Carta desde R.

Gracias por la preciosa carta y el maravilloso impreso del Domingo de la Misericordia Divina.

Solo deseo con todo mi corazón que esta medicina llamada “MISERICORDIA” como dice el Santo Padre Francisco, y cuyo principio activo es el AMOR y la BONDAD DE DIOS, sane las almas de la humanidad entera.
Recibid un cordial saludo de este aprendiz de apóstol de la Misericordia de Dios.

¡Viva Jesús!

Fco. G.Q.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*