Carta desde S.

Queridas Hermanas,

He sabido de vuestra existencia a través de una compañera de trabajo muy especial, y me ha hecho mucha ilusión el saber de Ustedes. La Misericordia Divina es para algo muy significativo que me gustaría compartir en unas breves líneas.

Mi pareja y yo decidimos casarnos por la iglesia el pasado 14 de diciembre, y el sacerdote con el que nos preparamos nos habló de la Divina Misericordia y nos pidió que rezáramos el Rosario juntos, y así lo hacemos cada mañana en el desayuno antes de empezar el día, ponemos el Rosario y lo rezamos juntos. Es como si nos acompañara y velara por nosotros.

Ahora queremos formar nuestra familia y tener una niña, por eso les rogaría que rezaran porque éste se lleve a cabo, el embarazo se desarrolle con normalidad y que todo venga bien. Una niña sana y sin problemas y que desde el amor y el respecto que ambos nos tenemos seamos capaces de educar y disfrutar de nuestra hija.

Muchas gracias de antemano y reciban esta pequeña ayuda.

V.M.G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*