“Jesús, confío en ti”

Venid a mí todos los que estáis cansados ya agobiados, y yo os aliviaré. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera

(Mt 11, 28-30)

“Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se le conmovieron las entrañas; y, echando a correr, se le echó al cuello y lo cubrió de besos”

(Lc 15, 20) (ver más)

Conoce más sobre la Misericordia Divina

 Cartas del Apostolado de la Misericordia

Jubileo de la Misericordia

misericordia-divina-cuadro

Últimas publicaciones